Visita mi Calendario de Carreras 2019 y no te pierdas ninguna en Monterrey

Pasa con frecuencia que cuando hacemos un viaje vacacional, con el relax pasamos por alto la alimentación sana y los hábitos saludables.

Si bien la vacaciones son para disfrutarlas, no es pretexto para dejar de estar en forma. La clave está en encontrar el equilibrio. Te comparto 3 útiles consejos:

No abandones la activación física

Mantente activo. Caminar, bailar, nadar, correr, utilizar la bicicleta, pueden ser alternativas que te permitan disfrutar de tus vacaciones en la playa, en la montaña o en la ciudad. Además de la sensación de bienestar, el ejercicio te ayudará a quemar las calorías de más.

Disfruta de las pequeñas porciones

Trata de hacer cinco comidas al día, para mantener activo el metabolismo y no llegar a la siguiente comida con mucha hambre. Evita comer más de lo que realmente necesitas. Por ejemplo: no tienes por qué dejar de comer helado, pero come una pequeña porción o a date el capricho algún día aislado. Aplica también para las botanas y bebidas alcohólicas.

Come sano e inteligentemente

Procura los alimentos sanos, preferentemente al horno o a la parrilla. Una excelente y deliciosa elección puede ser: carne o pescado a la brasa o verduras a la parrilla. Son alimentos sanos, más digestivos y bajos en grasas. Recurre a los snacks saludables, como una pieza de fruta o un puñado de frutos secos para las entrecomidas.

Seguir estos consejos te hará disfrutar a plenitud de tus vacaciones y volver a la rutina sin remordimientos y culpas.

Fuente: SimplySupplements.

La conexión entre salud mental y salud intestinal

Tu opinión es importante:

banerA