Visita mi Calendario de Carreras 2019 y no te pierdas ninguna en Monterrey

La concentración es un aspecto particular de la vida que no debe ser ignorado, y esencial si se quiere obtener buenos resultados en el campo del trabajo o del estudio.

Pero ¿qué es la concentración? Se trata de una función psíquica que consiste en centrar la atención en ciertos objetos de la propia realidad, como el cumplimiento de una tarea o un trabajo, y en condiciones normales es bastante fácil concentrarse. En los casos en los que hay influencias negativas causadas por el ambiente de trabajo, el estrés, la falta de sueño, el alcoholismo, el uso de drogas duras y el estado de ánimo, la concentración ya no es tan fácil, y las consecuencias serán malos resultados en el trabajo y la escuela.

En los casos más graves hay dificultad para concentrarse debido a enfermedades neurológicas como la enfermedad de Alzheimer, depresión, trastornos de ansiedad, puede ser un síntoma del síndrome de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y por esta razón cae dentro de los trastornos mentales.

¿Cómo remediarlo?

Mejorar la concentración también mejora la memoria, porque cuando te concentras en algo, es mucho más fácil almacenarlo y hacerlo tuyo. Una dieta correcta en este sentido es fundamental, ya que es a través de los alimentos que nuestro organismo funciona y recibe la energía para moverse y realizar sus funciones. El pescado, por ejemplo, es rico en grasas insaturadas, las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso y, en este sentido, los cereales como el kamut, la escanda, la cebada y las semillas de girasol son muy recomendables, al igual que la levadura de cerveza (que se encuentra en forma de tabletas en hierbas medicinales o en la farmacia), los huevos y los guisantes. Además de estos alimentos, también recordamos los frutos secos, es decir, nueces, avellanas y almendras, pero también verduras como brócoli, tomates y berenjenas. Además de ser buenos para las neuronas, todos estos alimentos son buenos para el cuerpo en general.

Si ya tiene una dieta balanceada rica en estos alimentos, entonces puede cuidarse del estrés y la ansiedad. Trate de mantenerse alejado de todas las situaciones que crean ansiedad y preocupación, porque su objetivo es cansar al sistema nervioso generando esos molestos pensamientos negativos que no le permiten dormir por la noche. Un truco para enfrentarse a la ansiedad puede ser encontrar un “refugio” dentro del cual uno puede desprenderse del mundo entero, alternativamente enfocarse en la respiración, inspirar y exhalar profundamente.

En la escuela y en el trabajo es bueno dividir las tareas por días, y empezar a trabajar a tiempo, para no tener que ejercitar la concentración constante durante demasiado tiempo, al mismo tiempo las funciones cognitivas tendrán la oportunidad de descansar y trabajar mejor por el tiempo después y finalmente terminar el trabajo en el momento adecuado, sin pánico porque se corre el riesgo de entregar la tarea tarde.

Siguiendo estas recomendaciones, notarás en poco tiempo cambios en tu capacidad de concentración… ¡inténtalo!

Fuente: El Poder del Gym.

Diuréticos naturales contra la retención de líquidos
10 beneficios del té Matcha, ¡conócelos y aprovéchalos!

Tu opinión es importante:

banerA

CategoryBienestar