Por febrero 1, 2016
A female road runner runs down a road at dusk at Independence Pass.

Visita mi Calendario de Carreras 2017 y no te pierdas ninguna en tu localidad.

Principiante o avanzado, todos queremos ser mejores en las actividades que realizamos. Y el deporte, con su espíritu competitivo y de superación no es la excepción.

Entrenar de vez en cuando y sin una base sólida de salud nunca será suficiente para perfeccionar tus resultados.

  1. Planea tu entrenamiento con la misma prioridad que una reunión de trabajo

Con el ritmo de vida que tenemos: estudio, trabajo, casa, hijos, pareja, etc. No es raro escuchar ¡No tengo tiempo para hacer ejercicio!

Pero si buscas mejorar tu rendimiento deportivo, la constancia del entrenamiento es el camino para lograrlo. En realidad, en muchos de los casos, cuando decimos que no tenemos tiempo, lo que necesitamos es organizar las prioridades y los horarios para sacar el tiempo.

  1. Nutrición para rendir

Tu organismo requiere de carbohidratos y proteínas para sentirse fuerte en los entrenamientos y después poder recuperarse.

Los carbohidratos son la fuente para llenar las reservas de glucógeno que le dará la energía a los músculos. Y las proteínas son fundamentales para trabajar en la fuerza y recuperación muscular.

Es importante recalcar que como deportista debes alimentarte bien siempre. De poco sirve comer bien únicamente los dos días previos a una competencia o carrera. Para ver resultados debes ser constante con tu buena alimentación.

  1. Salir de la zona de confort

Es común ver como algunos deportistas después de llegar a cierto nivel encuentran una zona de confort de la cual después cuesta mucho salir.

Para que esto no te suceda, por lo menos una vez por semana realiza un entrenamiento de alta intensidad que sea un poco más exigente de lo que acostumbras. Esto te ayudará a mejorar tu capacidad física y mental y te prepararán para superar situaciones de cansancio.

Pero cuidado, entrenar más intenso no es sinónimo de sufrir. Aprende a diferenciar el dolor de trabajo muscular con el dolor de lesión. Utiliza tu sentido común y esfuérzate a tu nivel.

  1. Hidratación para mejorar

Una hidratación correcta y suficiente es fundamental para avanzar, deberás tomar agua todos los días y a lo largo del día, no solo durante los entrenamientos.

La deshidratación es sumamente perjudicial para el deportista, ya que obstaculiza que el cuerpo realice sus funciones de manera adecuada, no te permite esforzarte, provoca calambres y lesiones musculares.

Por último, nunca tomes alcohol antes de un entrenamiento o competencia. Recuerda que el alcohol es diurético y genera pérdida de líquido, lo cual puede causarte deshidratación.

  1. Descanso es entrenamiento

Descansar es el entrenamiento silencioso ya que durante estas horas tu cuerpo se prepara nuevamente para enfrentar otro esfuerzo.

El principal problema de no respetar el período de descanso es que te genera sobre entrenamiento, regresas sin poder rendir igual y desencadena lesiones.

Planea tu entrenamiento para mejorar de forma gradual (de menos a más) nunca aumentes más del 10% tu carga semanal, respeta tus horas de sueño y por lo menos ten a la semana un día obligatorio de descanso. No por entrenar en exceso (en tiempo, distancia o repeticiones) mejorarás antes.

Estos son algunos de los pilares para poder avanzar en tu rendimiento deportivo. No hay atajos para ser mejores, se requiere de disciplina, organización y una buena actitud para lograrlo pero, eso te hace diferente ¡Eres un deportista! Y tú sabes que querer es poder.

La opinión contenida en este artículo es personal, no como profesional de la salud sino en calidad de recomendación y es responsabilidad de quien lo aplica. No pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Queda expresamente prohibida su reproducción y/o modificación parcial o total.

El descanso, importante para promover el aumento muscular
Conoce tu tipo de pisada: pronador, neutro o supinador

Tu opinión es importante:

banerA

CategoryFitness

¡Sígueme!