Por abril 25, 2016

Visita mi Calendario de Carreras 2018 y no te pierdas ninguna en tu localidad

Cada vez más personas quieren mejorar su alimentación y adoptar un estilo de vida más saludable. Dentro de todas las tendencias de estilo de vida sana, la comida orgánica es una opción, aunque más cara por varias razones.

Los alimentos orgánicos están libres de sustancias químicas, pesticidas o fungicidas. Si son de origen vegetal, son cultivados de manera 100% natural, mientras que si son de origen animal, provienen de criaderos especiales mucho más limpios que los tradicionales y donde los animales reciben un mejor trato y alimentación.

Una de las razones por las que los alimentos orgánicos son más caros es porque la demanda es menor y los costos de producción son mayores, debido a que no están hechos en masa, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

A esto se suman factores como:

  • La promoción y cuidado del medio ambiente
  • Mayor bienestar a los animales
  • Eliminación de futuros gastos médicos
  • Desarrollo rural (más empleos agrícolas)

#1  Planea un presupuesto de compra y sal con una lista

Al igual que lo haces con tus demás gastos, designa un presupuesto para comprar tu comida y siempre sal con una lista de lo que necesitas. La clave es no comprar cosas que no estén en ese papel o aplicación de smartphone.

#2 Hazlo tú mismo

Parte del encanto que la gente ha redescubierto en la vida sana es el gusto de cocinar. Si puedes, fabrica tu leche de almendras, coco, soya, brownies y hasta tu helado. Podrás hacer las cantidades precisas cuando lo requieras, sin fecha de caducidad y a un bajo costo, porque solo usarás ingredientes naturales. Conoce algunas recetas prácticas, saludables y económicas.

#3 Planea tu menú

Si planeas tu menú semanal o mensual sabrás exactamente cuales los ingredientes que tienes que tener para cada día en específico y no deseperdiciarás.

 #4 Evita las compras a granel de lo cotidiano

Los supermercados nos atraen con súper ofertas a granel que supuestamente nos ahorran dinero. Sin embargo, a largo plazo solo genera desperdicio y no hay mucha diferencia con comprar al menudeo, en especial si vives solo.

En el caso de los alimentos orgánicos, sí vale la pena comprar al mayoreo. En lugar de comprar 10 botellas de shampoo o 30 rollos de papel, invierte en una caja de leche de almendras. Si tienes familia, considera que será muy costoso adoptar este estilo, pero que también estarás ahorrando en la salud de tu familia, planea bien tus compras.

#5 Apoya a los comerciantes y productores locales

Puedes encontrar muchos –a veces todos- los productos de tu lista entre los comerciantes locales y de una calidad mucho mejor que en un supermercado, desde portobellos hasta espárragos, diversos tipos de lechugas y moras. Aquí ahorras porque puedes llevarte cantidades muy pequeñas, para que no se echen a perder en tu refrigerador. 

#6  Aprende a guardar tus alimentos en los recipientes correctos

En envases de vidrio, por separado, en bolsas de plástico, dentro del refrigerador, en el congelador. Los alimentos tienen su lugar preciso para que te duren más. En el Distrito Federal existen muchos mercados orgánicos que puedes visitar. Aquí te dejamos algunas opciones:

  • Mercados el 10  TW: @Mercadodel100
  • Bonito Tianguis  TW: @TinaguisBonito
  • Tianguis orgánico bosque de agua  TW: @bosquedeagua
  • Mercado alternativo de Tlalpan – TW:@mercadotlalpan

Texto por: @DenisseLugo  Creadora de contenido financiero.

La opinión contenida en este artículo es personal, no como profesional de la salud sino en calidad de recomendación y es responsabilidad de quien lo aplica. No pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Queda expresamente prohibida su reproducción y/o modificación parcial o total.

Barras marca KIND
Barras “Special K”

Tu opinión es importante:

banerA


¡Sígueme!