Por diciembre 30, 2016
Alimentos-probioticos-organismo

Visita mi Calendario de Carreras 2017 y no te pierdas ninguna en tu localidad.

Suplementar la alimentación con probióticos está siendo cada vez más popular en las personas que buscan una vida saludable, y por supuesto,  los deportistas no son la excepción.

Quizá hayas escuchado el término “probiótico” pero aun no sepas exactamente qué es y en qué nos ayuda, es por eso que quiero platicarte algunos de los beneficios y la manera tan sencilla de obtenerlos.

Los probióticos son organismos vivos microscópicos, se trata de bacterias “buenas” que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos. Es decir, se pueden encontrar de manera natural en algunos alimentos o en forma de cápsula. Estos microorganismos tienen la característica de permanecer vivos y activos en el intestino ayudando a tu bienestar.

Beneficios:

  1. Promueven un mejor sistema
  2. Obstaculizan el crecimiento de bacterias dañinas y favorecen las beneficiosas de la flora intestinal.
  3. Reduce los efectos negativos de tomar antibióticos.
  4. Facilita la absorción de calcio, magnesio y algunas vitaminas.
  5. Mejora la digestión, evitando irritabilidad, gases e inflamación.
  6. Disminuye la diarrea o el estreñimiento.
  7. Reduce la intolerancia a la lactosa.

Como podemos ver, los mayores beneficios de consumirlos radican en el sistema digestivo pero también nos defiende de infecciones como el resfriado común, mejora la energía al facilitar la digestión y evitando los molestos malestares estomacales.

El uso de los probióticos no es nuevo, en realidad desde 1950 se utilizan como suplementación de la dieta diaria, pero por muchos años, la publicidad de los medicamentos se volvió más redituable. Sin embargo, cada vez más la sociedad ha tomado conciencia de la importancia de recurrir nuevamente a lo natural y a la prevención de las enfermedades. Es por eso que los probióticos han tenido nuevamente el interés de la industria y las investigaciones.

¿En dónde podemos encontrarlos? Estas son las principales fuentes de probióticos:

  1. Yogur: Natural sin pasteurizar con bacterias bífidas o lactobacilos.
  2. Pepinillos: Envasados en vinagre y sal marina.
  3. Miso: Alimento fermentado de soya muy común en la cocina japonesa.
  4. Chocolate amargo de alta calidad.
  5. Chucrut: Repollo fermentado, se usa como complemento de las comidas en Alemania.
  6. Algas marinas como la espirulina
  7. Té de Kombucha.
  8. Como suplementos en cápsulas o polvos.

Es importante leer la etiqueta para asegurarnos que el producto contiene estos microorganismos, deberá especificar “cultivos activos vivos” o incluso mencionar el nombre de las bacterias. Las más comunes en el mercado son Bifidobacterium y Lactobacillus.

Todos sabemos de la necesidad de priorizar nuestra salud para poder rendir en todos los aspectos de nuestra vida. Cumplir con los entrenamientos además del trabajo y la familia hacen que mantenerte sano y con un buen nivel de energía sea el pilar de todos los días. Agregar los probióticos a nuestros hábitos diarios es una manera muy sencilla de hacerlo.

Gracias por leerme y si consideras esta información interesante no dudes en compartirla.

¡Cuidado con las dietas extremas!
¿Cuáles son los beneficios de los alimentos fermentados?

Tu opinión es importante:

banerA


¡Sígueme!