Por junio 13, 2016

Visita mi Calendario de Carreras 2017 y no te pierdas ninguna en tu localidad.

Esta receta la he compartido muchas veces porque cada vez que alguien las prueba me preguntan cómo hacerlas.

Ingredientes

  • 2 Tazas de almendras enteras con piel.
  • ¼ taza de stevia o splenda granulada.
  • 2 cdas. de miel.
  • 1cda de agua.
  • 2 cdas. de aceite de coco.
  • Canela al gusto (yo le pongo demasiada porque me ENCANTA).

Proceso

  1. Coloca las almendras en una charola y hornea a 120 grados por 15 minutos. Mi horno se vuelve loco así que yo voy revisando que cambien su color y comience el delicioso olor a tostado. Aquí debes tener cuidado que no se quemen así que quédate cerca.
  2. Mientras tanto, en un sartén colocas el aceite de coco, el agua y la miel. Cuando empiece a hervir mezclas las almendras tostadas por 5 minutos para que absorban el líquido.
  3. Transfiere las almendras a un recipiente con el stevia y la canela, revuelve para que queden cubiertas de escarcha. Este paso yo lo hago en el molde donde las voy a guardar. Practicidad ante todo.

Cuando se enfrían quedan crujientes y las puedes usar sobre helado, hotcakes, en yogurt o simplemente comerlas así solas, aunque si no las combinas con algo seguro te las acabas todas.

NOTA: no contienen azúcar y las grasas buenas de la almendra y el coco son excelentes para ti, la miel ¡no se diga! No podrás creer la combinación de sabor y nutrición.

La opinión contenida en este artículo es personal, no como profesional de la salud sino en calidad de recomendación y es responsabilidad de quien lo aplica. No pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Queda expresamente prohibida su reproducción y/o modificación parcial o total.

¡Dip de espinaca! El tradicional sin sus calorías
Cubitos de yogurt

Tu opinión es importante:

banerA

CategoryRecetas

¡Sígueme!