Todos hemos sentido alguna vez cierta pena por no saber gestionar de forma positiva una relación con alguien que es importante para nosotros.

Si bien las habilidades derivadas del autoconocimiento son esenciales para la buena gestión personal, las hablidades sociales son claves en el éxito en comunidad.

Cuando te relacionas con personas que tienen importancia en tu vida interactúas por acción u omisión, de modo que algunas de esas interacciones suman o son positivas para la relación y otras tienen el efecto contrario.

¡Practica estas cinco recomendaciones para que el saldo esté a tu favor!

SÉ INTEGRO

Para ser integro es importante no faltar a la verdad, entendiendo por mentira: “toda comunicación que intenta engañar”. Pero la integridad va más allá de decir la verdad, conlleva cumplir promesas y satisfacer expectativas; ser  íntegro es decir la verdad y ser leal.

Si te muestras cercano y agradable a una persona en su presencia y luego la criticas a sus espaldas, es probable que la persona que oiga esa crítica piense que le harías lo mismo. También es el caso de que alguien te cuente algo confidencial y se lo cuentes a otra persona cercana por el mero hecho de que es muy amiga tuya… :s

ACLARA EXPECTATIVAS

Es habitual hacer valoraciones acerca del comportamiento de la otra persona cuando ésta no cumple nuestras expectativas, pero lo cierto es que si no aclaras tus expectativas sólo tú eres tú responsable de las situaciones negativas que eso genere, por mucho que quieras trasladar esa responsabilidad al otro.

Por eso es tan importante hablar claro con la otra persona acerca de qué esperan el uno del otro en la relación, especialmente si se encuentran en el inicio de la misma. Hacerlo a veces te puede resultar algo rudo, pero es importante para evitar futuros malos entendidos o decepciones que puedan tener peores consecuencias.

MANTÉN TUS COMPROMISOS

Al romper una promesa importante, destruyes parte de la confianza que la otra persona ha depositado en ti, tu crédito se perderá, y al hacer una nueva promesa no te creerán.

Las personas construyen sus expectativas en base a las promesas de los demás. Por ello, independientemente de las circunstancias, no hagas una promesa que no tienes intención o garantías de poder cumplir. Evita además hacerlo por remordimiento, o culpa.

SÉ COMPRENSIVO

La comprensión es la base de las relaciones humanas, y sin ella es difícil que el resto de cosas que hagamos sume del modo que esperamos. Para comprender plenamente hay que escuchar sin juzgar y ser empático con sus preocupaciones aunque éstas no te parezcan importantes.

Aquellas cosas que son realmente importantes para una persona a la que amas o respetas hazlas también importantes para ti: es la mejor manera de que esa persona entienda que la comprendes con suficiencia.

PRESTA ATENCIÓN A LOS DETALLES

Las pequeñas acciones, tanto las que suman como las que restan, siempre tienen un gran impacto en las relaciones, y es por eso que es importante cuidarlas. Los gestos de cariño y de generosidad siempre sumarán a la relación, mientras que las faltas de respeto, ironías, suspicacias, reproches… no hace falta que digamos el efecto que tienen, ¡evítalos!

Fuente: Autorrealizarte.

Cómo incorporar un hábito nuevo a tu vida
Señales para detectar una adicción

Tu opinión es importante:

banerA

CategoryBienestar