Cuando trabajas largas horas en la computadora, leyendo un libro o conduciendo, es posible que experimentes la llamada fatiga ocular.

Ésta se manifiesta con ojos fatigados o llorosos,  dolores de cabeza, fatiga muscular facial por apretar los ojos para enfocar mejor, e incluso llegar a la visión borrosa. Y si bien la fatiga ocular no lesiona los ojos y no causa daño permanente, vale la pena hacer simples cambios para mejorar el confort ocular.

¿Qué provoca la fatiga ocular?

Centrarse en una tarea por largo tiempo sin parpadear puede dejar los ojos con sensación de resequedad y cansancio. La fatiga ocular por mirar a la computadora no es distinta de la que se produce al conducir o leer durante horas. Estar sentado cerca de un ventilador que sopla aire caliente o frío en su cara puede resecar rápidamente sus ojos. Trabajar en un entorno demasiado brillante o no lo suficientemente brillante, puede cansar los ojos. Y una prescripción incorrecta de anteojos o de lentes de contacto puede causar visión borrosa, empeorando la sensación de fatiga ocular.

Consejos para reducirla

  • Ajusta la pantalla de su computadora para que tus ojos giren ligeramente hacia abajo.
  • Sigue la regla “20-20-20”: cada 20 minutos cambia el punto donde fijas la vista, hacia un objeto que esté al menos a 20 pies de distancia (6 metros) durante al lo menos 20 segundos.
  • Utiliza lentes para computadora antireflejantes, adecuados para para proteger tus ojos del brillo prolongado de la pantalla.
  • Reduce la ventilación directa sobre tus ojos, ya sea de un ventilador de pedestal o el del auto.
  • Puedes recurrir también a lágrimas artificiales, gotas usadas para lubricar los ojos secos y ayudar a mantener la humedad en su superficie exterior.
  • Evita usar la computadora, algún dispositivo móvil o leer en áreas poco iluminadas, ya que repercute en el esfuerzo del ojo por hacer su tarea.
  • Utiliza la modalidad de Modo Oscuro en tus dispositivos y aplicaciones.

Si aún con los ajustes y recomendaciones persiste la fatiga ocular no dudes en recurrir a un oftalmólogo, quien te hará la valoración adecuada para mejorar tu situación.

Fuente: American Academy of Ophthalmology.

5 tratamientos de spa en casa
Cómo prevenir la acumulación de estrés

Tu opinión es importante:

CategoryBienestar