Salir a correr es una actividad en auge por la cantidad de beneficios físicos y psicológicos, y la facilidad de su desempeño.

Si eres amante del running o has decidido empezar a correr debes saber que, al igual que ofrece beneficios, su mala práctica puede generar contratiempos, abandonos o lesiones.

1. Correr distancias largas

Es un error muy cometido en los principiantes, aunque también en aquellos que acaban de salir de una lesión. La distancia no es síntoma de estar realizando bien el trabajo. Ten en cuenta lo que dice tu mente y no tu impulso. Empezar a correr rápido y a hacer kilómetros va a provocar que te fatigues con facilidad, no mejores tu resistencia y puedan desarrollarse nuevas lesiones.

2. No respetar los descansos

Cuando practicas el running has de tener un plan predeterminado de entrenamiento, que incluya también los descansos, que son vitales para la recuperación del cuerpo y la adaptación a un nuevo hábito. Saltarse los descansos o no hacerlos bien puede provocar lesiones y contratiempos debido al sobreentrenamiento. Lo indispensable son un par de días a la semana.

3. Respetar los descansos en exceso

Si acabas de realizar una tirada larga o una carrera de media o larga distancia, está bien descansar durante unos días, pero no dejar de salir a correr durante una o dos semanas. De este modo no favoreces el descanso del cuerpo, sino a la pérdida del progreso conseguido. En su lugar, puedes incorporarte paulatinamente a la rutina realizando entrenamiento combinado de running y caminar.

4. Mala alimentación

Al correr tu cuerpo pierde nutrientes que tienes que haber conseguido previamente mediante la alimentación. Solo de este modo podrás conseguir los mejores resultados. La hidratación también juega un papel importante, sobre todo en verano. La falta de agua o bebidas isotónicas junto con la pérdida de líquidos derivadas del ejercicio físico pueden llevar a la deshidratación y problemas de salud.

5. No personalizar tu entrenamiento

Cada corredor debe tener su plan de entrenamiento específico adecuado a sus exigencias y características. Esto no significa que tengas que pagar a un entrenador personal para poder salir a correr, pero sí buscar la información con sentido común. Básate fundamentalmente en el ritmo, las tiradas y los días de entrenamiento. A partir de ahí adáptalo a tus propósitos.

Fuente: Guíafitness.

8 consejos para retomar la rutina deportiva
Rutinas efectivas para quemar MUCHAS calorías

Tu opinión es importante:

CategoryFitness
Write a comment:

*

Your email address will not be published.