Visita mi Calendario de Carreras 2019 y no te pierdas ninguna en Monterrey

Lo que sabemos de la interesante relación entre el ser humano y los microorganismos que residen en él se ha multiplicado en los últimos años. Ya no denominamos a estos seres vivos “flora intestinal”, sino “MICROBIOTA”, siendo una de las comunidades más densamente pobladas, incluso más que el suelo, el subsuelo y los océanos.

Funciones de la microbiota

La microbiota intestinal ha pasado de considerarse un comensal acompañante, a un órgano metabólico con funciones en la nutrición, la regulación de la inmunidad y la inflamación sistémica. Tiene enzimas que transforman a los polisacáridos complejos de la dieta, que el intestino humano no puede digerir ni absorber, en monosacáridos y ácidos grasos de cadena corta (AGCC).

Factores que influyen en la microbiota

Las características de la dieta, junto con los factores genéticos, influyen en el predominio de unos microorganismos sobre otros. Se ha demostrado que después de tan solo un día de dieta de tipo occidental (alta en grasa y azúcar y baja en polisacáridos de las plantas), los ratones muestran cambios en su composición microbiana y en sus vías metabólicas, y en 2 semanas han desarrollado más adiposidad. La abundancia o escasez de alimento determinará la presencia o no de especies bacterianas que se reproducen bien cuando hay disponibilidad ilimitada de alimentos, o de especies más eficientes cuando los nutrientes son escasos.

Microbiota y metabolismo

La obesidad resulta del incremento en el consumo de alimentos altos en energía, azúcares y grasas saturadas, sin embargo, parece ser que el simple incremento en la ingestión de calorías no explica completamente la actual epidemia de obesidad. Por otra parte, Se ha descrito una microbiota humana de «tipo obeso», asociada al exceso de peso y al síndrome metabólico, y vinculada a otros trastornos relacionados, como la diabetes, el hígado graso, síndrome de intestino irritable, etc.

Por lo anterior, hay una ENORME área de oportunidad para la mejoría del sistema inmune y digestivo en las acciones que tomemos a favor de la restauración de la microbiota intestinal, prestando la debida atención y cuidado a este vivo microuniverso que nos acompaña desde que nacemos.

Conoce mi programa para mejoría instestinal ¡EN 21 DÍAS!

Fuente: Revista de Gastroenterología de México.

Alimentos para reducir la inflamación abdominal
¡10 alimentos que no van refrigerados!

Tu opinión es importante:

banerA